Oferta para grupos: grabación y mezcla desde 75€ por tema

IMG_9844

En SrFuzz Sound Studio estamos deseando trabajar con tu banda codo con codo para dar forma a vuestra demo, maqueta, disco, EP o cualquier trabajo discográfico que tengáis en mente.

Por eso, hasta final de año lanzamos una oferta de grabación y mezcla:

Grabaciones desde 75 € por tema, incluyendo la mezcla y un mastering final básico.

– Esto incluye las sesiones de grabación necesarias (dentro de la lógica y el sentido común) para una formación clásica, y la mezcla y mastering de los temas con dos revisiones para dejarla a tu gusto.

– Ponemos a disposición todo el backline del estudio, para que no tengáis que transportar nada si no queréis: varias guitarras eléctricas, bajo, amplificación (analógica y digital, con un Axe FX como el arma secreta del estudio), batería, instrumentos pequeños de percusión, sintes virtuales…

– La grabación se puede realizar en directo si el grupo no cuenta con demasiados integrantes (nuestra sala de grabación no es un estadio) y así os resulta más práctico.

– Utilizamos Protools 11 como estación de trabajo, con un buen arsenal de plugins para acabar de pulir las grabaciones, y suma analógica para ese calorcito final que tan bien le sienta a la música.

– Entregamos el trabajo en formato digital, calidad CD: archivos estéreo .wav a 16 bits, 44.1 Khz, con opción a mp3 complementarios de alta calidad. Si necesitas otros formatos, solo tienes que decírnoslo.

– Y si necesitas editar el trabajo en formato físico, podemos encargarnos también del proceso (presupuesto aparte).

Si te das un paseo por la web, encontrarás fotos de nuestras instalaciones, la lista completa de equipo, y referencias de nuestros trabajos. Y si quieres pasarte a ver el estudio y comentar los detalles, podemos concertar una cita cuando quieras.

¡Te esperamos!

Compartir: facebooktwitter

Alejandro Castaño – Impulsos

alejandro castaño impulsos

Poco a poco vamos poniéndonos al día con lo que se ha ido cociendo en SrFuzz Sound Studio en estos últimos meses. Hoy le toca le turno a Alejandro Castaño y su primera maqueta, Impulsos. Alejandro es un sevillano, afincado en Madrid, que se ha recorrido buena parte de Europa sin dejar nunca de cargar con su guitarra a cuestas. Lo suyo es un rollito cantautor nada añejo: más bien al contrario, aunque se mueve en ciertas aguas conocidas cuando de cantar uno solo con una acústica y cierto deje romántico se trata, lo cierto es que en temas como los de Impulsos demuestra que su composición va más allá y puede asimilar perfectamente ritmos y estilos más moviditos y desenfadados.

A Alejandro se le puede ver en algunos de los lugares habituales de Madrid – Clamores, Contraclub… -, aunque tiene ya unos cuantos conciertos programados a lo largo y ancho de la geografía durante los meses próximos: Salamanca, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Murcia… Tiene también unos cuantos vídeos en su canal de Youtube. Uno de ellos, además, grabado aquí mismo, en SrFuzz Sound Studio. ¡Habrá que seguirle bien de cerca!

Compartir: facebooktwitter

Tenemos chica nueva: Midas Venice F32

midas

Soy consciente de que pertenezco a una generación que no puede hablar de una novedad sin hacer otra maldita referencia a aquel anuncio de perfumes de hace ya demasiados años (Farada era, ¿no?). Pero, en fin, hay cosas contra las que no se puede luchar y, sí, tenemos chica nueva en la oficina. Concretamente, mesa de mezclas nueva: una flamante Midas Venice F32.

Los más duchos tal vez se percaten de que, en fin, es una mesa de directo. Pero lo cierto es que cubre las necesidades de un estudio perfectamente sin tener que hacer equilibrios ni filigranas. Y las funciones que ofrece son de infarto: 32 canales de ida y vuelta vía Firewire desde el DAW (en nuestro caso, de momento, ProTools 10), además de direct outs e insertos analógicos por canal, elección del envío a multitrack pre o post EQ, cambio de fase en la entrada (cosa que no es fácil de ver en mesas que no cuestan lo que uno o dos coches), gloriosos faders de 100 mm., bus mono dedicado…

Midas Venice F32

Por supuesto, esta Midas incluye una EQ realmente portentosa, de las que hacen que a uno se le caiga la baba en cuanto comienza a juguetear con los potes, y permite esculpir el sonido de forma completamente profesional. Y algunas de las opciones netamente de directo (la matriz), tienen en realidad aplicaciones muy interesantes y amanosas en el estudio.

En cualquier caso, las características y funciones están muy bien, pero no serían nada si el sonido no fuera bueno. Y no es que sea bueno, es que, me vais a permitir soltar un poco la lengua, es acojonante. Podría decirlo más alto, pero no más claro.

Calidad Midas 100% que ahora podrás disfrutar en SrFuzz Records, tanto exprimiendo sus previos en tus proyectos de grabación, como dejando que la Venice F32 le de su toque (¡chiste!) a tus mezclas. En tus manos, o en las nuestras.

¡Te esperamos!

Compartir: facebooktwitter

Entrar a grabar con los deberes hechos

micros

Meterse en la pecera en un estudio de grabación a, en fin, grabar los temas que llevamos tanto tiempo amasando en el local de ensayo, la verdad, suele acojonar bastante. Podemos tenerlos clarísimos, haberlos tocado decenas de miles de veces, pero cuando uno entra en la sala de grabación y escucha al técnico decir “grabando”, todo parece que sale mal. El pánico al botón rojo es un mal muy común contra el que no podemos hacer nada más que intentar estar tranquilos y sufrirlo unas cuantas decenas de veces hasta que lo vamos asimilando como algo lógico y necesario (“si no te pones un poco nervioso, es que te importa un carajo el resultado“, me dijeron una vez) que acaba disipándose después de un par de tomas.

Sin embargo, ayuda bastante entrar a grabar con los deberes hechos. No solo es beneficioso para vencer esos nervios, sino que es algo indispensable para el buen devenir de una producción en el estudio. Tanto para el buen rendimiento y la completa satisfacción de los músicos que se ponen en manos de un técnico, como de los que estamos sentados al otro lado de la mesa de mezclas y queremos que vuestra música suene de la mejor manera posible.

¿Qué significa tener los deberes hechos? Nada más y nada menos que realizar un poco de pre-producción que podemos resumir en estos cinco puntos.

Tener bien ensayados y atados los temas: es decir, que cada músico tenga bien claras sus partes y toda la estructura de la canción. Otra cosa es que, una vez metidos en harina, se improvisen arreglos, se pruebe y experimente. Pero el tronco de la canción debe estar bien asentado y aprendido por parte de todos.

Conocer el tempo del tema: un poco de curro previo, sacando y decidiendo a qué bpm corre cada canción permite ganar tiempo y, sí, ahorrar dinero.

Poder tocar siguiendo una claqueta: el talón de Aquiles que muchos hemos sufrido en algún momento. Ser capaz de tocar a claqueta o metrónomo permite que las tomas buenas lleguen antes, y que la edición que pueda ser necesaria antes de la mezcla sea más sencilla y no obligue a regrabar partes.

Tener los instrumentos a punto: cuerdas nuevas en guitarras y bajo puestas un par de días antes (para que asienten), parches de batería en buenas condiciones y afinados, amplis revisados… Todo esto permitirá no solo no perder tiempo en el estudio, sino conseguir el mejor sonido posible de vuestros instrumentos.

Aportar pistas de referencia: si tenéis algún sonido particular en mente, contadnos a qué queréis sonar, dadnos pistas de vuestros grupos de referencia, y será más fácil perseguir y alcanzar vuestro objetivo.

Son cinco puntos en una “to-do list” bien sencilla, pero que hará que todo fluya mucho mejor mientras estemos encerrados en el estudio. En el mejor de los casos, vamos a pasar muchas horas juntos. Y cuanto más productivas sean y menos tiempo haya que perder lidiando con problemas, mejor lo vamos a pasar, y mejores resultados acabaremos obteniendo.

Compartir: facebooktwitter